MITOS SOBRE LOS ENVASES DE PET

1.- Introducción

Reiteradamente aparecen informaciones erróneas sobre los plásticos que en ocasiones se convierten en bulos. El termino en ingles “hoax” se ha popularizado para referirse a los engaños masivos en medios como Internet.

Esta información tiene como fin razonar la falsedad de estas divulgaciones que surgen o por falta de información o por fobias a los plasticos por diversas causas.

Dado que los artículos que denuncian a un tipo de plástico generalizan el problema a todos, y a que regularmente se ilustran con fotografías con envases, fabricados con el polímero polietilentereftalato (PET), aunque no este relacionado con el problema, ANEP asociación que representa a la cadena de suministro y reciclado del PET, se considera en la obligación de exponer razonadamente las causas de los errores que se difunden.

El PET es el plástico mas empleado para fabricar envases para productos diversos pero no el único, también se emplean policarbonato (PC),  polietileno (PE), policloruro de vinilo (PVC) o poliestireno (PS)

2.- Conocer y diferenciar los plásticos,

El termino Plástico se utiliza para describir una amplia gama de materiales sintéticos o semisintéticos, que en determinados intervalos de temperatura adquieren la elasticidad y flexibilidad adecuada para ser moldeados, manteniendo la forma moldeada al enfriarse. Se utilizan en un creciente abanico de aplicaciones: envases, laminas de diferentes espesores para bandejas, escudos antidisturbios, elementos de construcción, piezas para ingeniería, material sanitario, juguetes, prendas de ropa, entre otras.

Existen dos categorías principales de materiales plásticos: los termoplásticos y los termoestables. Los primeros son los empleados para la fabricación de envases de plástico apto para contacto con alimentos y son reciclables una vez utilizados; son los mas afectados por los bulos.

Al denunciar problemas en los plásticos hay que especificar el tipo de plástico a que se refiere, pues sus propiedades y composición son diferentes. El PET representa un 7% del total de los plásticos comercializados.

Para facilitar al consumidor que pueda diferenciar los tipos de envases plásticos autorizados por Ley se han establecido símbolos de identificación; un numero del 1 al 7 grabado en el mismo, indica el tipo de material, y el triangulo vectorial que envuelve al numero su condición de reciclable.

 El siguiente grafico describe el material que corresponde a cada numero y sus aplicaciones especificas.

SIMBOLOS ENVASES PLASTICOS

Tabla 1 

3.- Legislación, ¿en que información confiar?

La información llega a los consumidores a través de múltiples canales de comunicación: medios audiovisuales, redes sociales, libros, prensa y revistas.

El informador transmite opiniones a favor y en contra sobre un tema, en este caso sobre la seguridad y propiedades del PET como alternativa de material para diversas aplicaciones, una de ellas es la fabricación de envases aptos para el contacto con alimentos.

¿En quien confiar?, los Organismos que en cada país tienen la responsabilidad del Control de la Alimentación y la Nutrición son las fuentes de opinión de máxima confianza para pronunciarse sobre las garantías de utilización de una sustancia determinada y por tanto la fuente de información mas fiable para los consumidores. A pesar de que en ocasiones se dude de sus opiniones es imposible que paises de distintas tendencias politicas se pongan de acuerdo contra la salud de los ciudadanos.

La fabricación y comercialización de materiales y objetos plásticos destinados a entrar en contacto con alimentos están regulados por el Reglamento de la UE 10/2011, de 14 de enero, que recoge los contenidos autorizados de sustancias que se pueden incorporar como aditivos o por migraciones a los envases, y por el Real Decreto 847/2011, de 17 de enero, en la legislación española.

Los Organismos de Vigilancia y Control de la Salud de los distintos países, aseguran la actualización y cumplimiento de las mismas. En el caso de España aseguran nuestra Salud, EFSA y AECOSAN, por su interés nominamos la FDA de EEUU. Los significados de estas siglas y la misión de dichos organismos es la siguiente:

  • EFSA, European Food Safety Authority, es la institución europea que se responsabiliza de detectar los problemas y valorar sus riesgos en materia de Seguridad alimentaria, que afecten a los ciudadanos de los países miembros de la Unión Europea (UE).

  • AECOSAN, Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, es la institución española que tiene las mismas funciones que la EFSA en España. Es un organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Sanidad de España. Existe una relación entre EFSA y AECOSAN en todas aquellas Directivas Europeas que son de obligado cumplimiento para los países miembros.

  • FDA, Food and Drug Administration, Administración de Medicamentos y Alimentos, es la agencia del gobierno de los EEUU que como las dos anteriores se responsabiliza de la regulación de alimentos en su país. No tiene competencia sobre la UE y España, pero los productos exportados por estos países a EEU tendrán que cumplir las directrices de la FDA y recíprocamente para los de EEUU los que recibe de la UE.

Las listas positivas que se establecen en la legislación citada son de consulta imprescindible antes de emitir juicios de toxicidad sobre materiales. La toxicidad esta en la dosis, no en la sustancia. Nuestro organismo puede tolerar una pequeña dosis de vino, pero tomado en exceso nos produce una intoxicacion etilica

 4.- El PET, características especificas que le hacen idóneo para contacto con alimentos:

  • El PET tiene la transparencia del cristal lo que permite ver irregularidades en el producto contenido o puede ser coloreado a petición del cliente para productos que necesitan ser protegidos de la luz (lácteos)

  • Permite la biorientación de sus moléculas lo que le aporta una gran resistencia mecánica a la rotura, evitando riesgos de accidentes en su manipulación. Ha resuelto problemas de heridas por cortes y el deterioro de otros envases al mancharlos, especialmente en botellas de aceite y sus costes derivados.

  • Es ligero, un envase de PET pesa de 10 a 20 veces menos, segun los formatos, que un envases tradicional de su misma capacidad, lo que permite optimizar la carga útil en el transporte de los productos, y una reducción de emisiones de CO2 en los desplazamientos.

  • Es fácilmente moldeable en las mismas plantas de envasado, lo que permite: producciones adaptadas a la demanda del mercado, mínimos stock de envases y la reducción de recursos financieros ociosos.

  • Es totalmente reciclable, exactamente igual que otros materiales tradicionales, y seguro de manipular en el hogar. El año 2016 se recuperaron el 73,7% de los botellas puestas en el mercado, según el sistema de medida empleado por el resto de materiales de envases, sobrepasando ampliamente el objetivo de recuperación del 55% marcado por la UE y la Legislación española para los plásticos.

  • El PET es valorizable energéticamente no emitiendo óxidos de azufre, nitrógeno o cloro.

  • El PET cumple con todos los requisitos legales que establecen las normativas nacionales e internacionales que le afecta. Esta autorizado su uso en todos los países del mundo.

5.- PRINCIPALES MITOS Y BULOS EN RELACION AL PET Y A LOS PLASTICOS.

Para informar sobre este tema se han seleccionado los principales bulos. En cada caso después de una descripción del error, adjuntamos referencias de los Organismos autorizados para juzgar estos casos y cual ha sido su decisión al respecto.

Los principales errores que se transmiten a la opinión publica en relación al PET, material empleado en la fabricación de envases para distintos productos alimentarios, son los siguientes.

5.1.- Que el PET contiene Bisfenol-A u otros tipos de bisfenoles,

Falso. No se utilizan en la fabricación de envases de PET.

Razonamiento: Estas sustancias se relacionan erróneamente con el PET, pero en la fabricación de este material no intervienen en ningún caso. La confusión se deriva de la creencia de que el PET y el plástico denominado policarbonato (PC), son lo mismo.

El bisfenol-A (BPA) es un producto que se emplea en la fabricación del policarbonato (PC) y de resinas epoxi. Es fácil diferenciar los envases de cada material por los consumidores con la ayuda de la Tabla 1, el PC se identificaría por el nº 7 que aparece en su base dentro de un triangulo, en garrafas de agua para fuentes de oficina y en biberones. El PET lleva grabado el nº 1 dentro del triangulo y se emplea en la fabricación de envases para agua, refrescos, zumos, aceites, leche y lácteos, bandejas y envases flexibles entre otras aplicaciones.

El policarbonato es el resultado de la reacción entre el bisfenol-A y el dicloruro de carbonilo (fosgeno)

Cantidades residuales de bisfenol-A, del proceso de fabricación, pueden estar presentes en el policarbonato resultante,(PC), su contenido está limitado por ley y su incumplimiento penalizado. Pero mientras que el policarbonatos cumpla con la ley podra ser empleado para fabricar envases. En ningun caso hay que confundirlo con el PET.

Recientemente se publicó el bulo de que los envases de PET contenían bisfenol, se avalaba la noticia con un estudio publicado en la revista Nature (1), el articulo se refería a envases de policarbonato y advertía de que dichas pruebas no confirmaban que las garrafas y biberones fabricados con dicho material, pudieran ser causa de alteración endocrina en las concentraciones encontradas.

El dictamen científico publicado por EFSA (2), el 25 de marzo de 2015, en su sección 3ª relacionaba los materiales potenciales que contenían Bisfenol A (BPA) y su potencial de migración, en dicha relación no figura el PET.

La veracidad de estas informaciones se encuentra en las referencias bibliograficas.

Conclusión sobre contenidos de bisfenoles en PET:

  • Los policarbonatos son confundidos con el PET, al denominar plásticos a ambos, pero son sustancias diferentes. Al transcribir las publicaciones científicas que aclaran este punto, por razones inexplicables se omite esta información.

  • La EFSA, máxima autoridad Europea en materia de Seguridad alimentaria ha avalado al PET como material apto para ser utilizado en la fabricación de envases aptos para contacto con alimentos.

  • La FDA americana se ha pronunciado en el mismo sentido, autorizando el PET sin reservas.

Bibliografía bisfenol:

(1).- http://www.nature.com/articles/ncomms14585

(2).- http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2015.3978/epdf

 

5.2.- Que el PET contiene Ftalatos.

Falso. No se utilizan en la fabricación de envases de PET.

Razonamiento: Los "ftalatos", son aditivos que se usa como plastificante en la fabricación del cloruro de polivinilo (mas conocido por su siglas, PVC)

Un plastificante es un aditivo que aporta flexibilidad a un material. Se emplean en algunas aplicaciones de productos de PVC para darle flexibilidad, como: juguetes, revestimiento para suelos, mobiliario, cortinas de ducha, interiores de vehículos, cables y material sanitario.

Hay diversos tipos de ftalatos. El Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas (REACH), publicado en el Reglamento CE 1907/2006, especifica los ftalatos y sus restricciones de uso según aplicaciones. En ningún caso esta relacionado con el polímero PET.

Los ftalatos se pueden clasificar en dos grupos en función de su peso molecular y sus características:

  • Ftalatos de alto peso molecular como: di-isononil ftalato (DINP) o di-isodeciloftalato (DIDP); representan el 80% de los ftalatos utilizados en Europa. No son tóxicos para la salud y son los empleados como plastificantes del PVC, este material se aplica en construcción, tuberías, juguetes. Su utilización para envases de agua, refrescos, leche, zumos, aceites, ha desaparecido.

  • Ftalatos de bajo peso molecular: el ftalato de dibutilo (DBP), el ftalato de bencilo-butilo (BBP), el ftalato de di-2-etilhexilo (DEHP), se clasifican como muy peligrosos en el REACH (Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de Sustancias Químicas), Reglamento de la UE cuyo objetivo es la protección de la salud y el medio ambiente contra los riesgos que puedan ocasionarse por un mal uso de los productos químicos.

Estos ftalatos de bajo peso molecular se han sustituido por los DINP, mencionados anteriormente, de alto peso molecular, teniendo en cuenta la normativa aplicable en el marco REACH

El PET es el polietilentereftalato y no se emplea como aditivo plastificante ni esta incluido como ftalato en el REACH. El error habitual viene de su nomenclatura como tereftalato de polietietileno.

No puede haber migraciones de una sustancia que no existe en el material PET al producto contenido en los envases, en los casos que así sea hay que buscar su origen en las tapas o en el propio producto.

Conclusión sobre contenido de ftalatos en PET:

  • Como en el caso de los bisfenoles, el generalizar el termino plástico y la evolución de las aplicaciones de los mismos lleva a estas confusiones. No hay que confundir el PET con el PVC que fue empleado como material para fabricar envases de agua hace mas de veinte años.

  • Como en el caso del Bisfenol la EFSA se ha pronunciado y ha desestimado la credibilidad de estudios en el que se afirmaban contenidos de ftalatos migrados del envase de PET. No puede migrar lo que no contiene el envase.

  • Las reseñas de la organización ecologista Greenpeace (2) sobre ftalatos que aparecen en su pagina web, los relaciona con el PVC, en ningún caso con el PET.

Bibliografía Ftalatos:

(1).- https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4050989/pdf/1476-069X-13-43.pdf

(2).- http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/report/other/ftalatos-esteres-de-ftalato.pdf

5.3.- Antimonio en envases de PET.

Explicación. El trióxido de antimonio se emplea como catalizador en la fabricación del PET.

La función del catalizador es acelerar la reacción química en la que se produce el polímero PET.

Las sustancias empleadas como catalizadores no son consumidas en la reacción.

El trióxido de antimonio es el catalizador mas usado en la producción de PET.

La  migración es la transferencia de una sustancia del material del envase al producto que contiene.

La directiva europea 2006/79/CE (1) en su anexo II, nº de referencia 35760, regula para el PET un limite de migración especifica (LME) de trióxido de antimonio = 40 μg/ kg de alimento o simulante alimenticio, expresado como antimonio.

En los estudios de migración de antimonio en envases de PET, llevados a cabo por investigadores del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Barcelona (2) y de la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid (3), que referenciamos en la bibliografía, se encontraron los siguientes resultados:

  • Los valores de migración de Sb oscilaban entre 0,5 y 1,2 μg Sb / kg, que están muy por debajo del valor máximo de migración permisible para Sb, 40 μg Sb / kg (UE, Reglamento 10/2011). 

  • Se estudiaron parámetros como la temperatura y la influencia de la reutilización de botellas, para evaluar la toxicidad, a diferencia de la mayoría de los estudios publicados en la literatura científica, las pruebas de migración se basaron en la aplicación de la directiva de la UE, que permite la comparación y la armonización de los resultados, por lo que estas publicaciones pueden considerarse de la maxima fiabilidad.

  • Entre 3 y 20ºC no se encontraron migraciones.  A 60ºC y después de 30 días de almacenamiento la migración sobrepaso el Limite de Migración Especifica (LME), sin embargo en material PET convencional no se podría alcanzar esa temperatura sin inutilizar el envase por deformación. El PET es un polímero rígido cuya temperatura de transición vítrea es de 70ºC, a esa temperatura la botella pierde su estado rígido y se vuelve flexible por lo que se aplastaría y quedaría inutilizada.

Conclusión sobre contenido de antimonio en envases de PET:

Para que el trióxido de antimonio procedente del catalizador empleado en la fabricación del polímero PET migrara por encima del Limite de Migración Especifica fijado por la Directiva Europea, tendría que mantenerse un envase a una temperatura superior a 60ºC y durante periodos de 60 días, dado que en esta circunstancia el envase se inutilizaría, este supuesto no se daría. En ningún caso se han encontrado muestras que incumplan la Ley en las condiciones de temperatura normales de consumo, tal como se publica en el estudio citado. Estos razonamientos están avalados por las agencias citadas que han ratificado estas conclusiones.

Bibliografía Antimonio:

(1).- http://www.belt.es/legislacion/reciente/pdf/modif_Doce_19_nov_05.pdf

(2).- http://ssu.ac.ir/cms/fileadmin/user_upload/Mtahghighat/tfood/asil-article/Food_Chemistry_2013/Migration_of_antimony_from_PET_containers_into_regulated_EU_food.pdf

5.4.- Dioxinas en botellas de PET al enfriarlas en un congelador o al calentarse en un coche.

Es falsa la afirmación de que las botellas de plástico utilizadas  en el envasado de agua liberan dioxinas cuando se enfrían en frigoríficos o se calientan en un microondas o por la acción del sol dentro de vehículos. Las razones son las siguientes:

  • Las dioxinas son una familia de compuestos órganoclorados, es decir que contienen átomos de cloro en su molécula, y sólo pueden formarse en la combustión de materiales que contengan este elemento. En ningún caso se pueden formar a temperatura ambiente o a temperaturas de congelación, aun en el caso de envases cuyo molecula  contenga atomos de cloro como los PVC (cloruro de polivinilo)

  • Los plásticos utilizados en envolturas de alimentos, envases y botellas de bebidas, tales como el PET o el PE, PP que se identifican en la tabla 1 del presente articulo, por los números 1, 2, 5 y 6 en los envases, no contienen cloro, componente químico indispensable para la formación de dioxinas.

  • Las botellas de PET tampoco producen dioxinas en el caso de incinerarlas por la misma razón, no contienen cloro.

  • La Administración de Drogas y Alimentos de EEUU (FDA), se han pronunciado respecto a las dioxinas en el PET indicando “que no han encontrado ninguna evidencia de que los envases de este material contengan dioxinas ni justificación de que puedan contenerlas"

No hay que dejarse engañar por las identificaciones falsas. Para dar credibilidad a estos bulos, las versiones de este rumor identifican una autoridad de salud, como la Universidad Johns Hopkins o el Walter Reed Medical Center, ambas de EEUU, como fuente de la información, en ambos casos estas instituciones han desmentido rotundamente haber emitido estos comunicados. Ver enlaces (1 y 2) en la bibliografía de este epígrafe.

Conclusión sobre contenido de dioxinas en envases de PET:

  • Para la formación de dioxinas es necesarios un proceso de combustión y la presencia de cloro. El envase de PET no puede ser base de producción de dioxinas en ningun caso, ni en el de su incineración, porque no incluye cloro en su composición química,
  • Ninguna de las agencias que regulan y controlan la toxicidad de materiales como las descritas: EFSA, FDA y la española AECOSAN han relacionado las dioxinas con el plástico PET de los envases de agua, refrescos, aceites, zumos, leche o bandejas termoconformadas de este material, entre otros.

Bibliografía Dioxinas:

1.- http://www.jhsph.edu/dioxins

2.- https://www.cancer.org/latest-news/rumors-and-myths-brief-microwaving-plastic-email.html

      https://es.wikipedia.org/wiki/Dioxina

      http://www.prtr-es.es/Dioxinas-y-Furanos-PCDDPCDF,15634,11,2007.html

5.5.- Envases de PET apto para su uso en Microondas.

Independiente del bulo del articulo del Hospital Johns Hopkins y el Reed Medical Center, que se ha comentado en los casos anteriores, hay un tipo de material PET apto para microondas.

El PET puede presentarse en forma amorfa o cristalina con diferentes propiedades térmicas.

  • C-PET.- Soporta temperaturas entre -40 y +220 ºC. Los envases fabricados con este material pueden ser usados en congeladores, microondas y hornos convencionales dentro de esa escala de temperaturas. Se emplean para fabricar bandejas para alimentos precocinados que hay que calentar para su consumo y se conservan en frio hasta ese momento.

  • A-PET.- Soporta temperaturas entre -40 y +65 ºC. Es el material empleado para bandejas y botellas que se consumen a temperatura ambiente y puede ser necesario conservar en frio o refrigerarlos para su consumo. Este material se deformaría si lo calentáramos en el microondas.

Conclusión sobre Envases de PET apto para su uso en Microondas..

  • En el caso del PET amorfo a temperatura de 65 ºC perdería su rigidez y se deformaría el envase, por tanto no es apto para manipularlo en un microondas.

  • Los PET para envases utilizados en microondas son los del tipo C-PET, especiales para dicho uso y cuya propiedad se indica en la etiqueta o grabada en el envase con el siguiente asímbolo.

Sin título a

5.6.- El PET es totalmente reciclable

Se duda de la reciclabilidad del PET pero por su condición de termoplastico es totalmente reciclable y el material reciclado es utilizado en diversas aplicaciones, algo plenamente verificable pues marcas lideres de aguas y refrescos informan de ello en sus etiquetas.

El proceso de reciclaje implica en primer lugar la eliminación de las etiquetas y los cierres, y la trituración de las botellas de PET. Después de un proceso de lavado intensivo, el PET reciclado (rPET) se puede utilizar de nuevo como materia prima para fabricar prendas textiles, flejes o piezas para ingeniería, base de pinturas de poliuretano, entre otros productos. En el caso de utilizarse para fabricar nuevos envases, aptos para contacto con alimentos, hay que someterlos a un proceso de polimerización adicional.

La mejora constante de los procesos de reciclaje de los últimos años ha dado como resultado productos reciclados de PET que pueden ser utilizados para la fabricación de envases aptos para el contacto con alimentos. Estos procesos requieren la aprobación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y están regulados por el Real Decreto 1025/2015, de 13 de noviembre, de polímeros reciclados.

El análisis del material reciclado, no debe ser distinguible del PET virgen. Técnicamente, es totalmente factible fabricar envases de PET 100% reciclado (rPET), y la mayor evidencia son los envases que se ofertan en el mercado con contenidos diversos de rPET.

Conclusión sobre reciclabilidad de PET.

  • El PET es un material reciclable en las mismas condiciones que otros materiales alternativos, con la opcion de ser reciclado por distintos procesos: reciclado mecánico, reciclado químico, pirolisis, entre otros.

  • Las aplicaciones del material reciclado son prácticamente las mismas del material virgen en sus diversas especificaciones: fibras, envases, lamina, rellenos aislantes, bases para pinturas, flejes, piezas de ingeniería para diversos sectores: automóvil, aviación, entre otros. 

  • El reciclado permite el mayor aprovechamiento de recursos comparado con opciones como la biodegradación o el compostaje y disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)

5.7.- ¿Se pueden rellenar y volver a utilizar los envases de PET?

Las botellas de PET son perfectamente seguras para su reutilización siempre que se observen las precauciones de limpieza de cualquier envase o recipiente. La evidencia es que estos envases se reutilizan a nivel industrial, por ejemplo en el sector de refrescos, y su uso a nivel domestico es habitual.

Los rumores de que el lavado, el relleno y la reutilización de una botella PET de alguna manera causará que la botella empiece a degradarse o libere sustancias nocivas son simplemente infundadas. Esta información se contradice con las informaciones de que se necesitan mil años para degradar este material. Por otra parte el PET se utiliza como envase reutilizable en algunos países, sometiéndolos al mismo proceso de limpieza y esterilización de otros envases tradicionales y en maquinaria similar.

Las principales autoridades de seguridad sanitaria (EFSA, FDA, AECOSAN) han revisado y admitido el PET como seguro para su reutilización, por la misma evidencia de que en países europeos es utilizado este sistema. Estas agencias también han analizado las botellas de PET y no encontraron sustancias nocivas en botellas nuevas o reutilizadas

El relleno y la reutilización de cualquier botella requiere un proceso de limpieza y esterilización, para asegurarse de que en el envase se han removido restos del producto contenido y sus etiquetas, además de otros que puedan haberse incorporado durante su uso, así como garantizar que se eliminan los microorganismos patógenos que puedan contener.

Es importante conocer el contenido previo del envase a higienizar, pues según los casos tendremos que valorar el método e incluso la viabilidad de la reutilización. Un envase que haya contenido productos tóxicos implica un riesgo el reutilizarlo, y de hacerlo debe ser bajo la supervisión de un especialista que recomendará la solución adecuada.

A nivel domestico siempre que se sigan las practicas habituales de limpieza y esterilización que aplicamos en envases y recipientes comunes, también es viable la reutilización de los de PET. De hecho esta practica es habitual en hogares reutilizando vasos, fiambreras (tupper) y botellas fabricadas en plástico que se adquieren en comercios especializados.

Una pregunta habitual es las veces que se puede utilizar un envase, refiriéndose a los de plástico exclusivamente. Hay diversas circunstancias, producidas durante la manipulación de los envases, que obligan a desecharlos o a no recomendar su utilización o su reutilización, algunos ejemplos son:

  • Envases desportillados (boca del envase dañada) que impiden el cierre hermético y se pueden dar en cualquier botella independiente del material con que se haya fabricado.

  • Fugas en las soldaduras o juntas de molde del envase.

  • Envases cuyo contenido sea toxico (botellas de productos fitosanitarios, productos químicos tóxicos como disolventes, decapantes, entre otros) deben ser desechadas y no utilizarse en ningun caso.

  • Envases que por su perfil dificulten el acceso de los elementos o productos de limpieza y su control. Un envase opaco dificulta la verificación visual de su limpieza, especialmente en el uso domestico. Envases con paredes rugosas pueden impedir el acceso de los limpiadores.

  • Envases con contenidos cuyos residuos favorezca la reproducción de microorganismos, productos con contenido en azucares, residuos lácteos, en los que no se tengan medios para verificar su esterilización y limpieza.

En todo caso estas consideraciones son validas para la limpieza de cualquier envase independientemente del material con el que este fabricado.

Conclusión sobre rellenar y reutilizar envases de PET.

  • Los envases de PET son reutilizables tanto a nivel industrial (así se utilizan en algunos países) como domestico (practica habitual)

  • Para reutilizar un envase es imprescindible garantizar su limpieza y esterilización, un envase limpio puede no estar estéril. La limpieza es la eliminación de solidos, líquidos e incluso gases del envase. La esterilización es la eliminación de los microorganismos patógenos y otros elementos que puedan causar daños o alteraciones en el organismo del consumidor, y que puedan encontrarse o haberse desarrollado en el envase.

  • La migración de unas sustancia esta limitada a su contenido y a su coeficiente de solubilidad. La toxicidad de una sustancia es consecuencia de su dosis.

  • Decidir la opción de reutilizar varias veces un envases o reciclarlo depende de diversos factores a considerar, tanto a nivel industrial como domestico.